jueves, 15 de febrero de 2018

Los cuernos pueden resultar positivos para algunas parejas, revela estudio (CNN)


Otro artículo de un medio convencional, que toca el tema de cuernos y afianza la idea de que esta fantasía es extremadamente común.

En resumen, 3 de cada 5 hombres y 1 de cada 3 mujeres, han experimentado la fantasía de su pareja estando sexualmente con otra persona. Llevar a cabo esta fantasía suele tener consecuencias negativas cuando la relación de pareja no es estrecha (poca comunicación y afinidad sexual), en cambio, cuando  ambos miembros de la pareja están muy integrados sexual y emocionalmente, el éxito de la materialización de esta fantasía es más frecuente.

Originalmente publicado en https://edition.cnn.com/2018/01/25/health/cuckolding-sex-kerner/index.html


Los cuernos pueden resultar positivos para algunas parejas, revela estudio (CNN)

Tener fantasías adúlteras puede fortalecer una relación, por muy ilógico que parezca.

(CNN) En nuestro clima político actual, el término "cuck" - abreviatura de "cuckservative" - ​​se ha convertido en un insulto a la llamada "alt-right", dirigida a los hombres que se consideran espinosos y castrados. El insulto tiene sus raíces en el concepto de cuernos, o tener un compañero adúltero.
 
Pero, según un estudio reciente de David Ley, Justin Lehmiller y el escritor Dan Savage, actuar en fantasías de cuernos puede ser una experiencia en gran parte positiva para muchas parejas, y difícilmente un signo de debilidad.
 
Las referencias a los cuernos aparecen en la literatura del siglo XIII, generalmente en forma de personajes masculinos que temen que su hijo haya sido engendrado por otro hombre durante un acto de infidelidad. Hoy, sin embargo, los cuernos se han convertido en fetiches, en una poderosa fantasía sexual para algunos hombres, que se excitan con la idea de que su pareja romántica participe en actividades sexuales con otra persona. Las mujeres también comparten esta fantasía, pero menos que los hombres.
 
"Esta fantasía ha existido siempre en torno al matrimonio y la sexualidad", dijo Ley, cuyo libro "Las esposas insaciables" aborda el cuckolding en parejas heterosexuales. "Pero estamos escuchando más y más al respecto en estos días, y más personas están rechazando el estigma social en contra de esta fantasía".

De hecho, las cifras sugieren que los cuernos, o al menos pensar en ellos, es más común de lo que puedas imaginar. Para su próximo libro, "Dime lo que quieres: la ciencia del deseo sexual y cómo puede ayudar a mejorar tu vida sexual", Lehmiller encuestó a miles de estadounidenses y descubrió que el 58% de los hombres y alrededor de un tercio de las mujeres han tenido esta fantasía.
 
"Los hombres son más propensos a fantasear con los cuernos, y lo hacen con mayor frecuencia, pero hay mujeres que también tienen estas fantasías, lo que apunta a la necesidad de más investigación centrada en los deseos de los cuernos de las mujeres", dijo Lehmiller.
 
Inicialmente visto como un fenómeno heterosexual, es cada vez más frecuente entre los hombres homosexuales también. "Hace tiempo que recibí cartas de parejas heterosexuales en cuernos (generalmente iniciadas por el marido), pero ninguna de parejas homosexuales hasta después de que el matrimonio igualitario comenzó a ganar fuerza", explicó el escritor y activista Savage. Para obtener más información, Savage se unió a Lehmiller y Ley para un estudio de fantasías y experiencias de cuernos en 580 hombres homosexuales.
 
Sus hallazgos sugieren que hay similitudes entre la forma en que hombres homosexuales y heterosexuales ven los cuernos, pero también diferencias claras. En particular, los temas interraciales y BDSM no parecen ser tan comunes en las fantasías de los cuernos de los homosexuales como en los hombres heterosexuales. Las motivaciones detrás de estas fantasías también pueden ser diferentes.
 
Parte de lo que hace despertar a los cuernos para los hombres heterosexuales es que tienden a verlo como un acto tabú. "En una sociedad o cultura que idealiza la monogamia, la fantasía cornuda es una narración actual que está disponible para que las personas conceptualicen sus fantasías sexuales", dijo Ley.

Pero eso puede no ser una influencia para todos. "Para los hombres homosexuales, el "cuckolding" no es tan tabú porque la norma de la monogamia para toda la vida no es tan fuerte en la comunidad LGBT, sin embargo, todavía puede ser excitante por varias otras razones", dijo Lehmiller. Por ejemplo, las fantasías sobre el voyeurismo y el sexo grupal parecen superponerse con las de los cuernos en estos hombres. "Es un deseo sexual que se puede personalizar fácilmente para satisfacer una amplia gama de necesidades y deseos sexuales, ya sea sexo tabú, novedad, voyeurismo u otra cosa", me dijo.
 
Y las emociones que rodean el hecho de ver a tu pareja con alguien más pueden sumarse al cambio, explicó Savage. "No es cornudo si no hay un elemento de humillación, degradación o negación", dijo. "Nuestras imaginaciones eróticas tienen la capacidad de convertir a los limones vergonzosos en deliciosas limonadas".
Como terapeuta sexual, uno de los hallazgos más intrigantes de este estudio involucra el impacto del cuerno en las relaciones.
 
"En general, nuestra investigación descubrió que, en su mayor parte, los cuernos tienden a ser una fantasía y un comportamiento positivos", dijo Ley. "No parece haber evidencia de perturbación, de una relación insalubre o de desprecio por la pareja". Pero hay una advertencia importante, agregó Lehmiller. "Encontramos varios factores de personalidad que predicen experiencias más positivas que actúan en las fantasías de cuernos. Para aquellos que tienen mucha ansiedad en la relación o problemas de abandono, que carecen de intimidad y comunicación, y que no son cuidadosos, planificadores de detalles, actuar en una fantasía consensuada de cuernos podría ser una experiencia negativa", dijo. "En otras palabras, no todos los que tienen una fantasía de cuernos deberían pensar en llevarla a cabo".

Recuerda que a veces el solo compartir un pensamiento sexy puede ser lo suficientemente excitante: no tienes que seguir adelante. Si estás pensando en llevar a cabo una fantasía de cuernos, vale la pena dar un paso atrás y asegurarte de que tu relación esté en un buen lugar y de que tengas sólidas habilidades de comunicación sexual.
 
"Para los hombres y las parejas que están considerando el tema de los cuernos, es importante que haya honestidad, integridad, comunicación, reciprocidad y valores compartidos", aconsejó Ley. "He visto hombres que intentan engañar a sus esposas para que los pongan en cuernos, y esto nunca termina bien".
Para las parejas que deciden avanzar, es importante tomar las cosas con calma. "La realidad de ver a tu pareja tener relaciones sexuales con otra persona, o saber que lo está haciendo, si no estás allí, a menudo es muy diferente a la fantasía. Puede desenterrar emociones poderosas, así que da pasos de bebé y sigue hablando y comunicándote ", dijo Savage. "Dicho eso, las recompensas pueden ser sorprendentes, de acuerdo con las parejas que han integrado con éxito el juego cornudo en sus relaciones".

jueves, 1 de junio de 2017

En mi casa no hay nada prohibido

Si uno va por ahí, y las redes del oído atrapan este precioso pez, imposible no traerlo a esta inmoral mesa semivacía para compartirlo con el aire.

La joya de un genio que tampoco es ajeno a la contundente realidad cornuda: "Peor para el Sol". Poema erótico, narración urbana, realidad cornuda.

Grande, Sabina, no podías dejar al mundo cuckold sin su canción. ¡Gracias!



-¿Qué adelantas sabiendo mi nombre?,
cada noche tengo uno distinto,
y siguiendo la voz del instinto
me lanzo a buscar...
- Imagino, preciosa, que un hombre.
- Algo más, un amante discreto
que se atreva a perderme el respeto,
¿no quieres probar?

-Vivo justo detrás de la esquina,
no me acuerdo si tengo marido,
si me quitas con arte el vestido
te invito a champan.
Le solté al barman mil de propina,
apuré la cerveza de un sorbo,
acertó el que "El templo del morbo"
le puso a este bar.

Peor para el sol que se mete a las siete
en la cuna del mar a roncar,
mientras un servidor
le levanta la falda a la luna.

Al llegar al portal nos buscamos
como dos estudiantes en celo,
un piso antes del séptimo cielo
se abrió el ascensor.
Nos sirvió para el último gramo
el cristal de su foto de boda,
no faltó ni el desfile de moda
de ropa interior.

-En mi casa no hay nada prohibido,
pero no vayas a enamorarte,
con el alba tendrás que marcharte
para no volver.

Olvidando que me has conocido,
que una vez estuviste en mi cama,
hay caprichos de amor que una dama
no debe tener.

(estribillo)

Es mejor, le pedí, que te calles,
no me gusta invertir en quimeras,
me han traído hasta aquí tus caderas,
no tu corazón.
Y después, para qué más detalles,
ya sabéis, copas, risas, excesos.
¡Como van a caber tantos besos
en una canción!


Volví al bar a la noche siguiente,
a brindar con su silla vacía,
me pedí una cerveza bien fría
y entonces no sé...
Si soñé o era suya la ardiente
voz que me iba diciendo al oído,
me moría de ganas, querido,
de verte otra vez.

(estribillo)

jueves, 10 de noviembre de 2016

Dudas keratáfilas y sus respuestas "científicas"

¿Qué tan comunes son las fantasías cornudas en los hombres? ¿Las mujeres también fantasean con que les pongan cuernos? ¿Ser cornudo implica ser gay o bisexual? Estudios dan respuesta a éstos y otros cuestionamientos relacionados con la infidelidad.


Empecemos por decir por qué he entrecomillado "científicas" en el título del artículo. Desgraciadamente, en la comunidad científica los niveles de autocensura aún son muy altos. Por tal motivo, los temas "kinky" de sexualdiad son explorados de manera relativamente somera, principalmente mediante encuestas de Internet, que desgraciadamente no se apegan al rigor científico. No obstante, estos estudios son un avance que dan cierta luz sobre las interrogantes del tema que nos ocupa.

En primera instancia, mencionemos el trabajo del Dr. Justin Lehmiller, de Ball State Univesity, en Indiana, EE. UU., quien ha realizado una serie de estudios y artículos sobre temáticas de sexualidad, que ofrece en su sitio www.lehmiller.com. Sus investigaciones nos permiten responder las siguientes preguntas, entre muchas otras:

1) ¿Qué tan común es la fantasía cornuda? Un 49% de los hombres encuestados en un estudio dijo tener este tipo de fantasías. ¡Casi uno de cada dos hombres! Por enésima vez se reitera lo ya mencionado varias veces en estos espacios: la fantasía cornuda es mucho más común de lo que se piensa.

2) ¿Y las mujeres? Según el mismo estudio, 35% de las mujeres tienen fantasías cornudas. ¡Más de una de cada tres!

3) ¿Los seres humanos preferimos la monogamia? Es lo que socialmente se nos ha impuesto, pero 1 de cada 2 hombres y 3 de cada 10 mujeres no creen que la monogamia plena sea lo mejor. Lo curioso es que pese a estos datos, muchos otros estudios revelan que los niveles de infidelidad superan por mucho ese 50% de hombres y 30% de mujeres "no completamente monógamos". Lo cual nos confirma que seguimos siendo practicantes de la doble moral.

4) ¿La fantasía cornuda se relaciona con la baja autoestima? ¡Todo lo contrario! Un estudio revela que, a más autoestima, mayor la incidencia de fantasías cornudas.

Otro trabajo interesante es el de la Dra. Angela Lewis, que en 2011 realizó una investigación sobre fantasías cornudas, también basada en encuesta, que hizo revelaciones interesantes (http://documentslide.com/documents/fantasy-cuckold-survey.html).

1) ¿Las personas que tienen fantasías cornudas desean hacerlas realidad? ¡2 de cada 3!

2) ¿Las fantasías cornudas las tienen principalmente machos no-alfa? ¡Todo lo contrario! 67% de los encuestados que tienen fantasías cornudas se consideran machos alfa. ¿Sorprendidos? ¡Yo sí!

3) ¿Las fantasías cornudas son generadas por falta de sexo? De nuevo, al contrario. La mitad de los hombres con fantasías cornudas declaran tener relaciones sexuales con su pareja una o más veces por semana.

4) ¿El cornudo se siente inferior que los demás hombres? El 51%, no. El 24% emocionalmente. El 18% físicamente. El 7% intelectualmente.

5) ¿Los cornudos lo son porque tienen el pene pequeño? Muy lejos de eso. Tan solo el 13% de las personas con fantasías cornudas consideran su pene pequeño. No obstante, el 60% disfruta que le humillen por tener un pene pequeño (¡aunque no lo tenga!). Curiosidades de la mente cornuda.

6) ¿Los cornudos lo son por ser gays? También muy lejos de eso. Mientras sólo el 11% se considera "sissy" ("afeminado"), el 89% se divide entre bisexuales, voyeurs y quienes gustan de la humillación. A pesar de lo cual, 2 de cada 3 cornudos tienen cierto nivel de bisexualidad.

Ojalá conforme las sociedad vaya madurando se vayan realizando más y mejores estudios que revelen más realidades sobre el mundo de los cuernos y la sexualidad, en general.


domingo, 8 de mayo de 2016

Cornudos: ¿por qué tantos hombres fantasean con sus esposas siéndoles infieles?



El artículo que a continuación comparto, escrito por el Dr. Justin Lhemiller y publicado en Playboy, trata de explicar, sin éxito pleno pero aportando elementos valiosos, el fenómeno de los cuernos deseados. Como bien apunta el autor, las teorías abundan, pero personalmente no creo que la respuesta plena haya sido aún encontrada, máxime cuando la teoría más aceptada por la ciencia sea la dichosa guerra de espermas que presenta varios puntos débiles, como el hecho de que un cornudo "pro" ni siquiera pone a sus espermas en competencia contra los del "macho alfa", prefiréndolos resguardados bajo su dispositivo de castidad.

Personalmente, creo que el asunto es más simple: Natura nos mueve a la reproducción de la especie, pero no a todos nos asinga el mismo papel. A algunos individuos machos (llamémosles corneadores) los pone a competir para diseminar sus semillas en tantas hembras como sea posible. A otros (sí, los cornudos) les asigna la función de ser facilitadores de la reproducción. Así las cosas, cada individuo es recompensado con placer en función de lo bien que cumple su rol que le fue asignado biológicamente. Cuando sepamos más sobre las estructuras neurológicas de nuestro cerebro, nos daremos cuenta de que hay un área que determina el rol del sujeto en cuanto a su tarea reproductiva. Cuando le den su Nobel a quien descubra esto, ojalá por lo menos mencione que hace varias décadas un transparente bloguero medio loco ya había sugerido esta idea jajaja.




 

Cornudos: ¿por qué tantos hombres fantasean con sus esposas siéndoles infieles?

(http://playboysfw.kinja.com/cuckolded-why-do-so-many-men-fantasize-about-their-wiv-1520331507)

Un sujeto musculoso, de mediana edad, llega a casa con uno de sus amigos. Juntos se acercan a la candente esposa, quien reposa tumbada en el sofá, con el vestido más corto que posee. Olvidó ponerse ropa interior. De nuevo. El marido hace una proposición: resulta que siempre ha fantaseado con observar a su mujer teniendo relaciones sexuales con otro hombre. ¿Consideraría ella hacerlo con su amigo?

Ella observa al amigo. Es aún más musculoso que su marido. Su erección está casi estallando en sus pantalones. Ella comenta sobre su tamaño, sonríe y le pregunta a su marido: "¿estás seguro de que esto es lo que quieres?". Él asiente con la cabeza, toma asiento y comienza a masturbarse mientras que su esposa va ansiosamente hacia la entrepierna del otro hombre. Procederá a tener el más caliente e intenso sexo de su vida ante los ojos de su marido.


Si alguna vez has navegado en Xtube o PornHub, habrás visto seguramente ésta y otras escenas de cuernos presentándose una y otra vez. Pero, ¿por qué la pornografía hecha por y para heterosexuales tan a menudo muestra a hombres que disfrutan de dejar que otros hombres tengan relaciones sexuales con sus esposas?


La respuesta, en parte, es que hay una gran demanda de estas escenas. En una época en que la pornografía está prácticamente respondiendo en tiempo real a las demandas de los espectadores, los consumidores de porno han dejado claro que la observación de la esposa de alguien teniendo sexo con un individuo al azar es una prioridad. Cuando los neurólogos Ogi Ogas y Sai Gaddam analizaron los contenidos de mil millones de términos de búsqueda en línea como parte de su investigación para su libro del 2012 "Mil millones de pensamientos malvados", descubrieron que la pornografía cornuda es la segunda, después de "jóvenes", en las búsquedas de pornografía heterosexual. (Para los de mente más literaria, una búsqueda rápida de "cuckold" -el término en inglés asociado con "cornudo"- en Amazon produce cientos de libros, incluyendo títulos tan ingeniosos como "The Cuck Club" y "Lucky Cucky").
 
Pero no sólo el mercado de contenidos cornudos marca la tendencia. Aunque no lo creas, hombres de la red constantemente me envían sus fantasías acerca de ver a un desconocido dándole a su esposa. "Me enciende pensar en mi esposa teniendo relaciones sexuales con otro hombre", escribió un tipo. "Y no sólo el sexo 'bien', sino el sexo salvaje, apasionado, y muy satisfactorio para ella". Otro escribió: "me gustaría poder llevar a mi esposa a los clubes de sexo para que pudiera verla teniendo relaciones sexuales con otros hombres".


Permíteme explicarme. Como sexólogo, me fascina saber qué prende a las personas y por qué. Durante los últimos dos años, he invitado a los visitantes de mi sitio web para que describan de manera anónima sus fantasías sexuales más intensas. No es de extrañar, me llagan las fantasías obligadas, como tríos y orgías tradicionales, por no mencionar el gran interés en bondage, sexo forzado, travestismo y exhibicionismo. También me han llegado unas pocas fantasías con temas de Harry Potter.


Pero por encima de todo, he sido inundado con cuentos de hombres ansiosos de ver a sus esposas o novias tomadas por otros tipos. Casi siempre están mirando sin participar, y por lo general, es importante que el otro tipo tenga un pene más grande. A menudo, estos tipos no están escribiendo sólo para compartir su fantasía; están ansiosos por saber si este deseo es "normal" o saludable para un hombre heterosexual satisfecho sexualmete y dentro de una relación comprometida. 


Sin entrar en la cuestión de lo que significa que una fantasía sea "normal", mi respuesta a estos hombres, y debo aportar una opinión profesional, es que está bien omo una forma de entretenimiento. Pero no por las razones que se podrían esperar. 

Desde una perspectiva evolutiva, la idea de que un hombre obtenga placer de ver a su esposa con otro hombre es contraria a la intuición. Históricamente, los hombres han hecho todo lo posible para evitar ser "cornudos", o para encontrarse con que sus mujeres quedaron embarazadas de otra persona. Los cuernos no sólo limitan la capacidad del hombre de "esparcir sus propias semillas", sino que les obliga a malgastar sus escasos recursos en criar niños de otra persona. Se considera que el temor por los cuernos fue un factor clave que dio forma a la manera en que nuestros antepasados ​​masculinos dieron forma a los vínculos sexuales y, al día de hoy, es considerado por muchos científicos la principal razón por la que los hombres tienden a ser más celosos (a menudo de manera violenta) que las mujeres. 

Por supuesto, los hombres tienen menos que temer a los cuernos en la actualidad. Los avances anticonceptivos y las pruebas de paternidad pueden poner tranquilidad en las mentes de los hombres. Pero las fantasías cornudas no son exclusivas de la era moderna. Éstas fueron documentadas en los escritos de Freud y otros, mucho antes de que la píldora se hubiera inventado. Hasta donde se sabe, los hombres de hoy no están en las fantasías cornudoias sólo porque se han convertido en "seguras". 

En el discurso popular, no hay escasez de teorías sobre el origen de las fantasías cornudas, o triolismo, como se le llama en el vocabulario de los psicólogos. El columnista Dan Savage ha impulsado la idea de que estas fantasías son una erotización de la ansiedad del hombre, de que su mujer lo engañará. En otras palabras, ante la amenaza de la infidelidad los hombres convierten su miedo en algo sexualmente excitante. Más recientemente, el periodista Anneli Rufus argumentó que los cornudos son sólo masoquistas que "se deleitan en la agonía psicológica" de la situación humillante. 

Pero los psicólogos no compran ninguno de estos argumentos. La erotización es una estrategia que rara vez se cambia por otros miedos. Así que ¿por qué lo haría con el miedo a la infidelidad? Adicionalmente, mientras que el argumento triolismo-masoquismo podría aplicarse en algunos casos, resulta débil cuando se tiene en cuenta que la mayoría de quienes fantasean con cuernos rara vez desean otros actos masoquistas (como ser azotado o flagelado), y sus intereses tienden a surgir en la edad adulta, a diferencia de los sadomasoquistas, cuyos intereses tienden a desarrollarse en los primeros años de la adolescencia.

Cada vez más, los científicos prefieren una explicación biológica sobre la base de un creciente cuerpo de trabajo sobre la competencia del esperma. Esta investigación muestra que cuando una mujer se aparea con varios hombres, los hombres pueden mostrar cambios de comportamiento y biológicos destinados a aumentar su probabilidad de fertilizar el óvulo sin siquiera darse cuenta. Por ejemplo, cuando los hombres se masturban con pornografía de varios hombres teniendo relaciones sexuales con la misma mujer, su eyaculación contiene espermatozoides más activos que cuando se masturban viendo a un trío por mujeres, según un estudio de 2005 que incluyó a 52 hombres. Otras investigaciones han encontrado que los hombres refieren empujar más rápido y profundo en las relaciones sexuales cuando sospechan que su pareja les ha engañado, presumiblemente como una manera de desplazar el esperma rival. Estos hallazgos sugieren la provocativa posibilidad de que los hombres están "cableados" para encontrar escenarios cornudos excitantes, pues promueven comportamientos que ayudan a su propio esperma a ganar una rabiosa guerra de esperma intra-vaginal. 

Sin ambargo, no todo el mundo está convencido de que la competencia de esperma es la clave. "Pienso en ello como el 'Síndrome de King Bee' ", David Ley, psicólogo y autor de "Insatiable Wives: Women Who Stray and the Men Who Love Them", explica por e-mail. Muchos hombres que ha conocido, simplemente se han liberado en la idea de otros tipos deseando a sus esposas. Ellos piensan para sí mismos, " 'mira qué caliente y atractiva mujer tengo' y cómo ello refleja el poder del hombre", dice Ley. "Exhibir y compartir a una mujer atractiva es un símbolo de estatus".
 
Dicho esto, las fantasías cornudas pueden tener varias motivaciones, y los factores que intervienen podrían no ser los mismos en todas las personas. Las normas sociales y culturales probablemente juegan un papel en la formación de estas fantasías, también. De hecho, las tendencias de búsqueda en Internet revelan que el interés por porno cornudo ha aumentado en la última década, lo que, según Ley, "refleja una compleja interacción de la liberación sexual y económica de las mujeres,
la tecnología rompiendo paredes de privacidad y confidencialidad, cambiando los matrimonios y haciendo más liberales los valores sexuales". Internet no solo ha sido fundamental al proveer validación pornográfica y una salida sexual para los hombres con fantasías cornudas; sino que también permite a las parejas reclutar fácilmente sin ataduras terceras personas para explorar estas fantasías en la vida real. 

Con base en mi lectura de la ciencia, las fantasías cornudas parecen ser un deseo sexual masculino normativo. ¿Pero se deben hacer realidad estas fantasías? Ley advierte que "estas fantasías se basan en fuertes emociones y programación social, por lo que no debe ser entendida a la ligere o sin un análisis cuidadoso". Llevar a otras personas a tu cama tiene el potencial de afectar tu vida sexual y el matrimonio de maneras buenas y malas una vez que la acción termina- una realidad que los videos porno tienen el lujo de evitar.

jueves, 21 de abril de 2016

Cuernos y más cuernos en el JAV



La cultura pop de nuestros días no podría entenderse sin la influencia japonesa, particuarmente en lo que hace a la industria del entretenimiento. Videojuegos, cómics (manga), series y películas animadas (anime) y porno, son solo algunos de los ámbitos en los que la presencia japonesa en el mundo es muy destacada.

El porno japonés tiene dos ramas muy notables: el anime hentai y el JAV. El primero engloba dibujos animados que se centran en la temática erótica, prácticamente no tienen contraparte en el mundo occidental. El segundo, acrónimo de "Japanese Adult Video", se conforma de videos de temática sexual explícita grabados con actornes porno, cuya principal característica es la imaginación y la diversidad, contrastante con el soso y predecible porno tradicional occidental.

Con tal diversidad, por supuesto que el tema de cuernos no podría faltar ni el en anime hentai ni en el JAV. La intención de esta entrada del blog es compartir referencias a lo que a mi juicio son las mejores series y videos JAV con la temática cornuda, en la idea de que si hay alguien interesado en este tema, tenga un punto de partida para dar con estos materiales. Ojalá sirva a alguien.

Los japoneses son muy buenos para la nomenclatura de sus producciones. A cada serie se asinga un nombre clave y cada video se identifica por un número secuencial.

Así las cosas, las series JAV que conozco como las mejores en tema cuernos son: : ADN (92), HQIS (6), NDRA (18), NGOD (13), NKKD(9), NTRD(41), OGPP(17), GDQN(24), NTR(36), TORG(34). El número indica la cantidad de videos que incluye la serie hasta la fecha.

Igualmente, los videos aislados, para mi gusto más destacados son: FTN-030, HTHD-123, HTMS-045, HTMS-077, HTMS-082, MEYD-076, NSPS-059, NSPS-066, SHKD-412, SHKD-560, SHKD-624, SHKD-642, SHKD-658, TERA-007, TYOD-253, TYOD-254, TYOD-257, TYOD-269, TYOD-280, TYOD-285, TYOD-288, TYOD-295, TYOD-296, TYOD-306, AP-268, CETD-209, CETD-230, DVDES-930, DVDES-945, EQ-222, FAX-534, FSET-593, HAVD-909, HBAD-310, HJMO-322, HJMO-324, HJMO-326, HKD-50, JUX-470, JUX-488, JUX-611, JUX-686, JUX-697, JUX-698, JUX-715, JUX-738, JUX-739, JUX-740, JUX-762, JUX-790, JUX-795, JUX-799, JUX-803, JUX-808, JUX-812, JUX-814, JUX-823, JUX-825, JUX-836, JUX-839, KUKU-01, MAMA-368, MDYD-703, MDYD-851, MDYD-857, MDYD-977, MIAD-850, MIAD-874, MIGD-700, MOND-065, NASS-242, NATR-501, OBA-236, NKTV-008, NNPJ-147, OYC-026, RBD-713, RBD-715, RCT-796, RIX-010, SMA-807, SNIS-629, SPRD-724, SPRD-735, TMRD-688, UGUG-092, UMD-516.

Habrá por ahí otras series y videos excluidos de estas listas, que merecerían estar presentes y no lo están simplemente porque yo no los conozco. Tampoco es que yo haya visto ya todo lo que exista sobre el tema, pero espero esta referencia sirva alguna vez a alguien, como a mí me han servido otras referencias que otros cibernautas han compartido.

¿Que cómo se consiguen estas pelis? Hay por ahí muchos sitios de paga y otros tantos "gratuitos", entre los más destacados están: http://www.javlibrary.com y http://javarchive.com 

¿Que no has probado los JAV? ¡De lo que te has perdido!

domingo, 22 de noviembre de 2015

"Infidelidad, una decisión personal" (Diálogos en confianza)




Aunque he de reconocer que este blog puede ser visto por algunos como "pornogáfico" (y bueno, claro que tiene contenido de ese tipo y no me avergüenza en nada), la verdad es que en el fondo es sólo un espacio de expresión para alguien que disfruta mucho de los temas de sexualidad, con énfasis en el tema de infidelidad.

Es por esto que ahora me late hablar aquí de un excelente programa de televisión, de los pocos que verderamente informan y educan en México: "Diálogos en Confianza", que se transmite de lunes a viernes por el canal 11, pero que puede ser visto en todo el mundo por Internet, tanto en su transmisión en vivo (http://www.oncetv-ipn.net/dialogos/), como en video sobre demanda en YouTube ( https://www.youtube.com/results?search_query=dialogos+en+confianza ).

Con un enfoque de mesa redonda que integra expertos, pero también incluyendo participaciones del público y una excelente conducción. A lo largo de la semana toca diferentes temas, pero es los viernes cuando se aboca a la discusión de "Pareja", la mayor de las veces abordando sexualidad.

Pues bien, semanas atrás se transmitió el programa "Infidelidad, una decisión personal", que a continuación presento. Resulta muy grato ver cómo poco a poco la sociedad se está librando de milenarios candados castrantes, entre otras cosas gracias a programas como éste. Una verdadera joya, muy recomendable, tanto por la excelencia de los expertos del panel, como por la conducción y el contenido, en general.




jueves, 20 de agosto de 2015

El escándalo Ashley Madison: puritanismo e hipocresía



Imposible no hablar en este sitio, dedicado al gusto por los temas de "infidelidad", del mega escándalo de moda: el hackeo de Ashley Madison, el sitio de contactos para personas infieles más exitoso a nivel mundial.

Considerando los hackeos que entidades tan importantes como el gobierno del Estados Unidos (con aquello del Wikileaks), Sony y Adobe, han tenido en años recientes, no es de sorprender que entidades menos grandes también los sufran, y no veo por qué AM deba ser la excepción.

Tras su ceiberataque a AM, el grupo de hackers lanzó una amenaza: o los dueños cerraban el sitio, o se harían públicos los registros de decenas de millones de personas inscritas en el portal. AM hizo caso omiso a la extorsión y el grupo cumplió su promesa. Se dice que hoy miles de abogados se frotan las manos por el delicioso manjar que los hackers les regalaron (aunque no creo que sea tanta la gente que pretenda divorciarse por tan pecata minuta, pero de que los hay, los hay).

¿Pero qué habrá de ganar el grupo de hackers con este ataque y exhibición pública de decenas de millones de personas? ¿En verdad se trata de un grupo de puritanos cibercriminales que han emprendido una cruzada en favor de "la decencia y las buenas cosumbres", como parece que se quisieron presentar? Creo que más bien se trata de la venganza de alguien, quizá algún exempleado de AM, porque este tipo de enconos rabiosos parecen más bien algo personal. En fin, parece que el FBI ya investiga el asunto, veremos en qué acaba.

Sin embargo, lo que más me ha sorprendido de este escándalo es la enorme cantidad de puritanos que condenan a los personajes que supuestamente aparecen en "la lista" por "infieles y mentirosos". Todo mundo avienta la "primera piedra", cuando todos sabemos que vivimos en una sociedad hipócrita, en la que las personas que condenan la infidelidad, a menudo son también quienes la practican.

Y es que, ¿qué diferencia hay entre un miembro de AM expuesto en este escándalo y un "infiel" que usa otro tipo de recursos para sus prácticas "infieles"? ¿Cómo condenar a esos 37 millones de "adúlteros" cuando hay evidencias de que más de la mitad de hombres y mujeres han sido infieles alguna vez? ( http://www.statisticbrain.com/infidelity-statistics/ ). ¡Hablamos de más de 3,000 millones de personas!

Enfrentémoslo: la monogamia no nos es natural, lo cual explica que seamos incapaces de cumplir promesas de fidelidad. Al mismo tiempo, es necesario reconocer que el engaño es despreciable. Una vez más, queda claro que el camino más honesto para la gente activa sexualmente es la relación abierta.


Los cuernos pueden resultar positivos para algunas parejas, revela estudio (CNN)

Otro artículo de un medio convencional, que toca el tema de cuernos y afianza la idea de que esta fantasía es extremadamente común. En ...